Abriendo caminos desde la escuela

bolivia

Finaliza la primera fase de las obras del centro de formación profesional de El Alto, Bolivia.

Finaliza la primera fase de las obras del centro de formación profesional de El Alto (Bolivia)

Nos alegra mucho poder contaros que en mayo de este año, y gracias a la cofinanciación de la Fundación Reina Sofía,  finalizó la 1ª Fase de ampliación y mejora de la oferta educativa en la Escuela Superior Profesional Don Bosco (ESPDB) de El Alto, cuyo objetivo general es contribuir a la mejora e incremento de las oportunidades laborales de la población juvenil con menores recursos económicos del Departamento de La Paz y que Fundación Almenara ha desarrollado junto con la ONGD Jóvenes y Desarrollo.

Como recordareis la ESPDB es un establecimiento educativo de convenio con el gobierno boliviano dirigido por los Salesianos, que funciona desde la década del 80 ofertando a los jóvenes de entre 15 y 30 años (hombres y mujeres) un programa de capacitación en 8 especialidades técnicas de la rama Industrial (Mecánica Automotriz, Mecánica Industrial, Artes Graficas y Electricidad Industrial) y Comercial (Secretariado ejecutivo, Análisis de sistemas, Contabilidad y Administración de empresas).Como recordaréis, en el momento de la formulación del proyecto acogía a 1.200 alumnos/as y un promedio del 30% de los/las jóvenes solicitantes de ingreso quedaban fuera por la limitación de las instalaciones, que además presentaban graves deterioros. Atendiendo a esta necesidad el proyecto ha abordado las siguientes acciones:

  • Construcción y equipamiento de nuevas edificaciones en el terreno del que dispone sobradamente la ESPDB.
  • Puesta en marcha de un Departamento de Orientación Profesional e Inserción Laboral.
  • Introducción  del enfoque de género en todos los procesos del ISTDB, sensibilizando y formando a toda la comunidad educativa del centro (personal directivo, profesores/as y alumnos/as) en el establecimiento de la perspectiva de género.

El punto fuerte del proyecto ha sido lograr el incremento de plazas escolares gracias a la obra realizada, que da respuesta a una demanda real. Cabe destacara también, como punto fuerte, la adaptación de la obra a las condiciones medioambientales de la zona.

En cuanto a la aplicación del enfoque de género, tal y como dice el informe específico de esta consultoría, la consolidación de un enfoque de género es un proceso arduo y de largo plazo porque no sólo se refiere a la actividad institucional sino a un sistema de socialización que construye y reproduce la inequidad de género desde lo cotidiano, íntimo, privado y público”. Como resultado de esa consultoría se ha diseñado y puesto en marcha el denominado “Programa de Orientación Profesional e Inserción Laboral (POPEIL)”, concebido como una herramienta elaborada y aplicada a modo de estrategia piloto en el ISTDB, y con capacidad para replicarse y mejorar en otros centros. Este ha sido un resultado del presente proyecto que ha tenido un gran impacto aunque sea difícil de medir. Las consultoras se encontraron con todo tipo de barreras a la hora de llevar a cabo las actividades que se proponían, barreras que ponen más de manifiesto la necesidad de dichas actividades.

En estos momentos nuestro socio local, la Oficina de Proyectos en Bolivia (OFPROBOL) está en proceso de búsqueda de financiación para completar las tres siguientes fases, búsqueda en la que Almenara participa activamente.

No queremos despedirnos sin agradecer el apoyo de Fundación Reina Sofía en este proyecto que supone la mejora en el acceso a la educación terciaria de un segmento de la población desfavorecido, alcanzando el reto de la igualdad de oportunidades, y esperamos poder seguir colaborando en futuras acciones.

 

Centro de Formación Profesional en El Alto

Las obras del Centro de Formación Profesional en El Alto avanzan

Centro de Formación Profesional en El Alto

Aula de Formación Comercial

En abril del 2011 os informábamos con alegría que finalmente había dado comienzo el proyecto de mejora del centro de formación profesional en El Alto. Como bien sabéis, esta iniciativa empezó a gestarse dos años antes, cuando Almenara y Jóvenes y Desarrollo decidieron apoyar en consorcio a la ONG boliviana OFPROBOL en la ampliación y mejora de su centro de formación profesional en El Alto.

Los dos primeros años fueron años de gestiones, burocracia y búsqueda de fondos donde Almenara consiguió a través de la Fundación Reina Sofía aportar 100.000 de los casi 800.000 euros que costaba el proyecto. Este centro, situado en una de las zonas más marginales de El Alto, significa la ampliación del número de alumnos y alumnas de bajos recursos que van a poder acceder a una educación profesional prácticamente gratuita.

A día de hoy podemos decir también con alegría que la construcción ya está bien avanzada. Desde Bolivia nuestros amigos de OFPROBOL nos envían este vídeo en el que nos cuentan cómo va a ser este centro y cómo avanzan las obras. Queríamos compartirlo con vosotros. ¡Esperamos que os guste!

Superando dificultades en EL Alto

Como sabéis, Almenara apoya la ampliación y mejora de un centro de capacitación profesional (IST) en El Alto, ciudad árida y pobre a las afueras de La Paz en Bolivia. En esta área la oferta educativa es muy escasa y de muy baja calidad, por lo que hace tres años nos embarcamos en un proyecto para promover el fortalecimiento de un centro de formación que ya existía y cuya vocación era precisamente la de ofrecer educación técnica de calidad y gratuita a jóvenes con escaso acceso a recursos.

el altoEl proyecto, que como os venimos contando hace meses ya está en marcha, consta de dos partes. Una centrada en la mejora de las infraestructuras, en el marco de la cual estamos apoyando la construcción de un nuevo edificio que albergará aulas y talleres y que permitirá al centro ampliar su oferta formativa y el número de alumnos a los que atender. Y otra que busca mejorar los procesos y la eficacia del centro.

Para esto último, y después de identificar las principales debilidades del IST, decidimos trabajar en dos ejes: la vinculación con el mercado laboral, que permitiera adaptar la formación ofrecida a las necesidades reales del mercado, acompañar a los alumnos en su búsqueda de empleo y orientarles en su desarrollo académico. Y la inclusión del enfoque de género en los procesos del centro para tratar de contrarrestar el machismo dominante que afecta de manera evidente a las jóvenes, a su libertad de elección y sus posibilidades de acceso a la educación, el trabajo digno y desarrollo.

Compartimos con vosotros las dificultades que estamos encontrando en este camino. Parece que nuestras compañeras bolivianas que están trabajando en este eje están encontrando enormes resistencias por parte de los varones que enseñan o estudian en el centro. Nos cuentan, por ejemplo, el caso de una alumna que estudia mecánica automotriz a escondidas de su padre y su hermano porque si éstos llegaran a enterarse, sería obligada a abandonar los estudios. Lejos de recibir el apoyo de su entorno académico, tanto profesores como compañeros varones ven esta situación como una muestra de la debilidad de carácter de la joven.

Situaciones como ésta deben y pueden cambiar. Con paciencia, con un diagnóstico acertado y las herramientas adecuadas creemos que podemos contribuir a que este centro de formación avance en la senda de la equidad entre hombres y mujeres y pueda ser un ejemplo de la sociedad justa e igualitaria que queremos construir. En eso estamos trabajando y para ello contamos con vosotros!